Un patrimonio monumental que vive entre el hacinamiento y el abandono

Realidad. Solo en el cercado de lima existen cerca de 30 mil viviendas tugurizadas. Plantean una urgente intervención en el Centro pues de no hacerlo, y ante un posible sismo, perderíamos cerca de 200 mil vidas y la posibilidad de ser un gran destino turístico.

Por Consuelo Alonzo C.

Desde hace unos meses Lima mira hacia el mar, y en otros tantos mirará al río; pero tal parece que ha olvidado voltear sus ojos hacia su propio corazón: el Centro.

Ese olvido ha hecho que a lo largo de los últimos treinta años el trabajo por recuperar y mejorar la zona histórica del Cercado de Lima sea insuficiente, asegura Silvia de los Ríos, miembro del Centro de Investigación, Documentación y Asesoría Poblacional (CIDAP).

Si en 1981 había en esa zona de la capital 15 mil 660 viviendas tugurizadas, hoy son el doble (ver infografía). Y si antes albergaban a 67 mil 571, ahora viven hacinadas y en pésimas condiciones (sin agua o desagüe) al menos 127 mil personas, según cálculos de esa institución.

Pero no crea que estas personas viven en casas comunes. La mayoría lo hace en inmuebles que fueron declarados monumentos, es decir Patrimonio Cultural de la Nación, como lo es la famosa casona El Buque (ubicada en Barrios Altos) o la Quinta Rincón del Prado, donde alguna vez se paseó Micaela Villegas, la Perricholi.

“El tema de la destugurización debería ser primordial en la agenda municipal. Se debe revitalizar los centros históricos y hacer obras